Comunicación en una pareja - UOC

¿Por qué es importante la comunicación en una pareja?

28 de septiembre de 2023

La comunicación en una pareja debe ser  natural y espontánea; tenerla es vital para mantener una relación sana. Es la clave para identificar de manera temprana cualquier potencial problema que pueda deteriorar la calidad de la relación. Comunicarnos con honestidad y claridad con nuestra pareja es quizás la forma más fácil de darnos cuenta de actitudes, comportamientos, sentimientos, hábitos, situaciones o emociones inconscientes, que puedan convertirse en un problema mayor para la relación si no se gestionan a tiempo. 

La comunicación en una pareja muchas veces se ve afectada porque una de las personas es “reservada” y presenta dificultades para mantener una comunicación sana. En la mayoría de los casos, cuando una persona no comunica sus sentimientos a su pareja, lo hace desde la falsa creencia de que serán juzgados, de que empeorarán el problema o de que crearán más problemas de los que ya existen. Básicamente, quien decide no comunicarse con honestidad con su pareja, lo hace por el miedo a empeorar las cosas. Inclusive es común creer que, si no se expresan las diferencias o inconformidades, estas van a desaparecer con el tiempo; pero en lugar de desaparecer, lo que realmente sucede es que se dilata la posibilidad de solucionar cualquier problema en etapa temprana. En la mayoría de las relaciones en donde no existe una comunicación fluida y saludable, los problemas escalan con el tiempo a puntos sin retorno, que van mucho más allá de no tener intimidad con tu pareja.

¿Qué hago cuando no me puedo comunicar eficazmente con mi pareja?

Cuando sentimos que no podemos comunicarnos eficazmente con nuestra pareja, lo primero que debemos hacer es revisar nuestra comunicación con aquellas personas con las que nos relacionamos en general. Esta revisión es útil, ya que la forma en que nos comunicamos con los demás será la misma que utilizas con tu pareja; este análisis te va a hacer entender tu manera de manejar la comunicación en una relación de  pareja.

Este ejercicio te permitirá darte cuenta de lo que generas en otras personas cuando te comunicas con ellas. ¿Generas regularmente desconfianza o conflicto? ¿Sientes que debes repetir lo que explicas más de una vez? ¿Sientes que no eres comprendido/a cuando te expresas? Por ejemplo, si te das cuenta de que propicias conflicto regularmente cuando te comunicas con otras personas, es quizás porque inconscientemente (o conscientemente) quieres tener la razón y además, pretendes imponerla. 

Esta misma actitud se verá reflejada en la comunicación con tu pareja. Sea lo que sea que observes al analizar el tipo de comunicación que tienes en general con las personas, es vital que caigas en cuenta de qué modo esto mismo se repite con tu pareja. Si realmente lo que quieres es mantener la armonía en tu relación, entonces lo que te conviene hacer es reflexionar sobre lo que sentirías tú si estuvieras del otro lado, es decir, es útil que logres ser empático con la persona que está al frente a ti. Esto te permitirá escuchar y comprender a tu pareja.

¿Qué hago si mi pareja se enoja cuando le digo lo que no me gusta de la relación?

Lo primero que debo de hacer si mi pareja se suele enojar cuando le digo lo que no me gusta de la relación, es hacer consciencia en torno a la forma y a la carga emocional con la que me dirijo a él o ella. En otras palabras, es darte cuenta de lo que dices y de las emociones que sientes al decirlo. Es muy probable que lo que comunicas esté saliendo en forma de juicio o señalamiento. Si lo dices cuando tienes rabia o estrés, es casi imposible que tu pareja no se sienta atacada.

Entonces, analicemos primero lo que se dice: respecto a esto, presta especial atención cuando comuniques lo que no te gusta, pues es muy fácil expresarlo en términos de “lo que no te gusta de tu pareja”, cuando en realidad son dos cosas completamente diferentes. Una cosa es lo que no te gusta de tu relación (donde el énfasis te incluye), y otra muy diferente, es lo que no te gusta de tu pareja o lo que tu pareja no hace (donde el único sujeto es él o ella). Si lo que quieres es señalar los comportamientos dañinos, la forma de actuar o de reaccionar inconveniente frente a las situaciones que viven en pareja, entonces es preciso ser conscientes de que es muy diferente expresar: “es grosera la forma como me tratas”, a “no me gusta la forma como nos estamos tratando”, o inclusive “me siento mal cuando me tratas de cierta forma”. La primera frase te excluye y te coloca como la víctima, mientras que en la segunda y la tercera compartes responsabilidad como siempre es el caso.

Es cierto que mientras sientes rabia o estás estresado/a con tu pareja (o con quien sea),es difícil elegir las palabras adecuadas para que no suenen ofensivas, y es precisamente por eso que debo evitar comunicarme con mi pareja cuando experimente rabia, tristeza o estrés. Pues para nadie es un secreto que una emoción (especialmente cuando está en su punto máximo) puede hacer que pierdas objetividad y receptividad, y este estado alterado de la consciencia es el menos indicado para resolver o expresar algo que se supone contribuirá a la relación. 

¿Cuántas veces te ha pasado que has dicho algo cuando estabas enojado y luego te arrepientes? La solución ante esto es muy sencilla: si ves que la rabia y el estrés ya aparecieron mientras estás en medio de una conversación, es momento de suspenderla y centrarte en drenar dichas emociones. En otras palabras, sólo aborda conversaciones delicadas con tu pareja cuando estés tranquilo(a) y así podrás tocar temas más profundos que estén interfiriendo en la relación, cómo dialogar si no se sienten satisfechos en la intimidad o dialogar sobre las proyecciones a futuro de la relación.

¿Cómo solucionar los problemas de comunicación en una pareja?

Si lo que deseas es comunicar algo que sientes, algo que está ocurriendo que sientes que ya no está pasando (como sentir que tu pareja no te desea) y es importante para ti resolverlo porque es valioso para mejorar la calidad de la convivencia entre ambos, asegúrate de que tu comunicación se centre en lo que no te gusta de la relación, incluyéndote entre los responsables, y de expresarlo únicamente cuando estés tranquilo. De esta forma, no contribuirás al problema haciendo señalamientos o juicios, ni transmitiendo rabia o estrés y podrás esperar una actitud diferente en tu pareja. Para tener una comunicación saludable en una pareja, la forma y las emociones importan; ambos son responsables  de la calidad de su relación, ya sea por acción o por omisión.

Ahora, puede suceder que, a pesar de que lo intentes y te esfuerces, no seas capaz de controlar el impulso de decirle a tu pareja lo que sientes y simplemente expreses todo lo que piensas con rabia o estrés. En este caso, el problema va mucho más allá de una mala comunicación en una pareja, ya que radica en tu incapacidad para gestionar tus emociones. En este punto, es necesario solucionarlo de raíz. 

Cuando las emociones te controlan (cuando te vuelves dependiente de ellas), suele deberse a que existe una carga emocional que te hace sentir, reaccionar y comportarte de cierta forma. Es posible que esta carga emocional venga haciéndose más pesada con el conflicto que has vivido de un tiempo para acá y que no se ha solucionado completamente (a veces esto puede atormentarte a ti y tu pareja con sueños extraños), en cuyo caso la solución radica en reconocer, drenar y descargar estas emociones, por supuesto no a tu pareja, puesto que como carga al fin y al cabo: cansa, agota y desgasta la relación. Pero entonces te preguntarás, ¿qué hago para deshacerme de estas emociones? Siempre, lo sabio es apoyarte con un especialista que te acompañe en un proceso para sanar la raíz o causas que las originaron.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Cart