Porque tu pareja no te busca sexualmente - UOC

¿Por qué tu pareja no te busca sexualmente?

6 de julio de 2023

El hecho de que tu pareja te haya dejado de buscar sexualmente puede indicar que su libido sexual (deseo sexual) esté mermado. Lo que usualmente pensamos, es que es posible que ya no exista el amor o la atracción física; sin embargo, los motivos más comunes que explican el bajo deseo sexual de una persona son de naturaleza psicológica como el estrés por causa de algún proceso emocional inconsciente que viene sucediendo desde hace tiempo. También se ha comprobado que hay otras causas que disminuyen la libido y surgen como consecuencia de una enfermedad física, una depresión postparto o el consumo de ciertos medicamentos o sustancias inhibitorias que pueden estar disminuyendo y a veces anulando mi deseo sexual.

¿Qué hago para que mi pareja me busque sexualmente?

  • Lo primero para solucionar el problema, es abrirte a un diálogo honesto con ella o con él. Propicia un espacio donde se sientan en suficiente confianza para identificar las razones por las cuales ha disminuido la libido en tu pareja (o en ti, si es el caso) y tocar temas como saber si le gusta tener relaciones contigo
  • Es probable que durante esta conversación no descubran cuáles sean las causas o la causa de esta situación, por lo tanto, es sano y conveniente proponer en este encuentro el apoyo de un profesional, que los acompañe a encontrar y a resolver de raíz lo que están viviendo con relación a la sexualidad.

¿Cómo puedo identificar la causa de la disminución de la libido?

Para esta conversación es útil que tengas en cuenta que existen diferentes tipos de causas que pueden estar disminuyendo el deseo sexual.

1: Causas físicas:

Estas implican algún tipo de impedimento fisiológico, mutilación, cambios hormonales o consumo de algún medicamento o sustancia inhibitoria.

2: Causas psicológicas:

Que son más frecuentes y dentro de las cuales podemos señalar dos subtipos: 

  • El primero de estos son las creencias limitantes, que se manifiestan como “parámetros mentales” dentro de los que una persona actúa y se siente cómoda. Una creencia limitante puede entorpecer el normal desempeño durante las relaciones sexuales y en muchas ocasiones, limitan una sana actitud frente a ellas. 
  • El segundo subtipo como causas psicológicas es el estrés. Este se manifiesta físicamente como fenómeno emocional que puede aparecer en cualquier momento de la relación y ser el causante de una reducción considerable en los encuentros sexuales. El estrés se activa ante una infinidad de circunstancias, y está también estrechamente ligado al sistema de creencias de la persona. 

Es muy común que el estrés se detone y altere el deseo sexual cuando se está atravesando un momento emocionalmente importante, como por ejemplo: un embarazo, una crisis económica, una pérdida de un ser querido, un evento de salud o quizás también luego de un parto. En el contexto de las relaciones de pareja, el conflicto constante también resulta ser un elemento que sin duda altera el deseo sexual de uno o ambos miembros.

¿Una terapia de pareja puede resolver la baja libido de mi pareja?

Una terapia de pareja con la University of Consciousness, no solo es útil para resolver este problema si no que es necesaria si lo que buscas es una solución definitiva. Pues para recuperar sanamente el deseo y los encuentros sexuales con tu pareja, es vital tratar profundamente la causa que lo estaba socavando. Pues, si se trata de arreglar el problema entre la misma pareja o por medio de terapias convencionales, es muy común que apunten a “solucionar” causas superficiales que “al remediarlas” no estarán solucionando el problema real y subyacente que puede ser de naturaleza física, mental y/o emocional. No es suficiente con identificar la causa, como una de tipo física o psicológica, es necesario saber abordar dicha causa desde su raíz para que no vuelva generar su efecto.

¿Qué hago para resolver el problema de la libido baja en mi pareja, luego de identificar la posible causa?

El paso a seguir dependerá de cada caso. Pues si la causa es un medicamento, el especialista que la recetó debe conocer este efecto secundario para ofrecer alternativas. Aquí nos centraremos en el caso cuando la raíz es el estrés como consecuencia de creencias limitantes. La mayoría de las parejas cometen un error cuando sólo le atribuyen al estrés como la causa de su baja libido, pues intentan remediar el estrés y sus efectos tratando de solucionar el problema funcional que lo ocasionó, es decir el problema externo. 

Supongamos por un momento que algunos eventos o problemas en el trabajo han activado mucho estrés en ti, y naturalmente has perdido el interés por los encuentros sexuales con tu pareja. La forma común de abordar esta situación es intentando superar lo que sucede en el trabajo, para así desaparecer la causa del estrés, ¿verdad? Pero es precisamente este camino, lo que hace que el problema se prolongue y que (así se superen las cuestiones laborales) no haya ninguna mejoría realmente importante en torno al estrés y al impulso sexual. 

La razón por la cual sucede esto, es porque en realidad “lo que sucede en el trabajo” no son la raíz del problema, sino simplemente el detonante. Esto quiere decir que, si eliminas el detonante, la causa raíz se mantendrá intacta y se activará con cualquier otro “problema”, evento o situación. Tratar de sanar el estrés (y sus consecuencias a nivel sexual) solucionando los problemas laborales, es el equivalente a tratar de sanar una apendicitis con pastas para el dolor abdominal. El dolor (es decir el estrés) es un síntoma de algo que existe a un nivel más profundo, y es necesario tratarlo para lograr resultados efectivos y duraderos. El acompañamiento de un especialista en relaciones de pareja es la solución idónea para resolver y sanar el problema de raíz.

La verdadera raíz del problema existe a nivel mental en forma de programaciones, estas a su vez son las que originan el estrés que se manifiesta como una “carga emocional”.  En la University of Consciousness trabajamos directamente en encontrar y desarticular los paradigmas mentales, con la finalidad de que salgan del subconsciente al consciente, de esta manera las decisiones que se tomen en las relaciones de pareja sean asertivas y en beneficio del fluir armónico de estas.  

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Cart