Problemas de Pareja: Solucionarlos de Raíz

23 de septiembre de 2019

 

Los problemas de pareja aparecen en la vida de la manera menos esperada y suele parecer que es demasiado tarde para solucionarnos.

Cuando las cosas no están bien con la persona que amas, es fácil caer en angustia, insatisfacción y rabia, alimentando involuntaria y constantemente un conflicto que puede llegar a acabar con tu relación.

Nadie nos ha enseñado a relacionarnos, los consejos que recibimos son parcializados por nuestras amistades, parentescos e intereses. Por esto, hoy te compartimos un secreto que te permite entender cómo llegar a la causa de lo que está generando y alimentando los problemas con tu pareja.

Esto es lo primero que debes comprender.

El actual problema que tienes con tu pareja es una consecuencia, no una causa.

Es muy común intentar resolver directamente el conflicto que estás viendo en el día a día. Por esto, es probable que alguna vez te hayas encontrado en la cama con tu pareja, hablando sobre lo que está sucediendo, haciendo promesas y compromisos sobre lo que cada uno debe parar y lo que debería empezar a hacer por el bien de la relación.

Aquí es donde comienzan los verdaderos problemas. En nombre de salvar una relación, hacemos sacrificios personales que coartan a ambas partes, tensionando más la cuerda y represando emociones que pronto estallarán con más fuerza.

¿Cuál es el origen de los problemas de pareja?

El origen de los problemas que se viven en una relación de pareja, no están en la relación misma, está en lo que cada uno está viviendo interiormente.

Tú estás lidiando con tus insatisfacciones, miedos, frustraciones, sueños, anhelos, logros, responsabilidades etc. Lo mismo está viviendo tu pareja. Imagina como si cada uno tiene un mundo alrededor suyo formado por los pensamientos y emociones individuales que les acosa día a día.

Entonces, cuando estos dos mundos se unen, representado en el compartir diario con tu pareja, la fricción entre estos dos caos es lo que llamamos un problema de pareja. Pero su raíz no está en el conflicto entre ambos mundos, está realmente en lo que cada uno de ustedes está viviendo.
Comprende la raíz de los problemas de pareja y cómo solucionarlos, aprendiendo herramientas y ejemplos claros para entrar en acción. The U of C.

Cómo solucionar los problemas de pareja desde una perspectiva individual.

También debes comprender que, al sostener un conflicto durante meses y años, ese conflicto ya ha generado un desgaste emocional. Los insultos, el maltrato emocional y la pérdida de respeto son más usuales de lo que imaginas. Entonces, es sabio hacer un pare inmediato y darle la importancia que tu bienestar y la salud de ustedes dos merece.

Lo importante que debes recordar, es que la raíz no está entre ustedes dos, sino en lo que cada uno está cargando desde años atrás.

Nuestro artículo Como Salvar Mi Matrimonio Si Mi Pareja No Quiere, te entrega en detalle, herramientas y pasos tomar para recuperar tu relación de pareja. Si el conflicto está avanzado y tu pareja no quiere más, haz click aquí para encontrar respuesta a todas tus preguntas.

Cuando se logra que ambos mundos estén interiormente con claridad y en armonía, el contacto pasa de ser fricción a ser interacción. Aquí, el compartir con tu pareja te aporta a tu desarrollo emocional, familiar, profesional y en todos los aspectos de importancia para ti. Es aquí también donde tú puedes aportar lo mejor que tienes a la vida de esta persona, con quien estás compartiendo la realización de tus sueños.

Esto nos muestra el impacto tan positivo que tiene el bienestar individual en la relación, es una responsabilidad de ambas partes el aportar con su propia claridad.

Tus problemas internos alimentan el conflicto de pareja.

Desde la niñez, arrastramos creencias que nos limitan y que condicionan la manera cómo vemos al mundo, cómo nos relacionamos y cómo nos sentimos respecto a nosotros mismos y la vida.
Los siguientes ejemplos son sólo una pequeña muestra de cómo una creencia limitante puede condicionar la manera cómo vives tu relación sentimental:

(Estos son ejemplos comunes, pero no son una regla; cada persona vive y reacciona a las creencias de manera individual).

  • Imagina a una persona que creció con la creencia inconsciente de que “en la vida no se debe confiar en nadie”. La carga emocional creada por las experiencias del pasado se transmite a la manera cómo vive cada salida en grupo donde hay otras personas, desconfía de su pareja y de cada situación que viven en su día a día. Seguramente los celos son un protagonista de los problemas actuales y esto alimenta el conflicto constantemente.
  • La creencia de “no me lo merezco”, puede mantener a una persona atada de manera inconsciente, a la idea de que lo que ha construido con su familia es un golpe de suerte. Entonces siempre está asustada, cuidando cada centavo, inundado por la carencia y la sensación de que fácilmente todo se puede perder. Esto corta las alas, amarra a su pareja y les inhibe de seguir soñando y creciendo en su proyección personal.
  • Las drogas, el licor y otras adicciones físicas. Estas son una de las principales causas del desorden emocional en un ser humano. Desde luego tienen un origen previo en el que la persona está intentando reprimir emociones que lo asedian, tapar recuerdos de experiencias fuertes del pasado y muchas otras causas. Esto desde luego terminar generando conflicto, agresividad y desequilibrio en cómo se vive en pareja y familia.

Ahora imagínate cruzando varias de estas creencias en ti con otras cuantas que está viviendo tu pareja, desde luego se van a crear problemas en tu relación de pareja que parecen no tener salida.

Crear una Relación de Pareja libre de conflictos y que no has imaginado.

Te sucede que piensas: “Quiero que las cosas vuelvan a ser como antes.

La mala noticia, es que las cosas como eran antes fueron las que te trajeron hasta el punto en donde están hoy. Porque antes, no aprendiste a hacerte cargo de tu vida, pensabas que eras feliz porque tenías a esa persona, hoy piensas que eres infeliz por culpa de esa persona.

Lo que te estamos planteando hoy, es que cada uno tome las riendas de su bienestar personal y lleven a compartir ese bienestar en la relación. Esto se llama autosuficiencia emocional.

Cuando aprendes a estar bien por tu cuenta, lo que une a la pareja es el Amor verdadero.

Los pilares sobre los que culturalmente hemos aprendido a construir la relación de pareja son la necesidad afectiva, el interés para realizarnos como persona (por casarnos, por sentir que valemos), la dependencia emocional y afectiva, incluso asegurar una vida sexual o tener con quien pasar nuestros últimos años.

Esto es lo que ha generado la tensión y todos los conflictos de pareja.

Hoy, te estamos invitando a soñar con una relación que te inspire a vivir, a sacar lo mejor de ti para compartirlo con esa persona que amas. A alentar a que esa persona compañera de vida, despierta toda su magia y la traiga la relación también. Para aprender juntos, crecer juntos, conocerse y explorar nuevos límites.

Dos personas fuertes, seguras de sí mismas, con una estima personal sana y en constante desarrollo. Es aquí donde la magia despierta, donde se puede compartir sin límites y donde los problemas de pareja se convierten en oportunidades para crecer personalmente y con tu familia.

Haz click aquí para conocer acerca de nuestra Consejería de Pareja y cómo te llevamos a vivir la experiencia de lo que acabas de leer.

Síguenos en nuestra cuenta de Instagram.[:]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *